La policía mató a Tito

Tito no quiso entregarse a las autoridades por más de que se lo pidió Milena, sin embargo, el dueño del billar le dijo a su novia que lo mejor que le había pasado en la vida era ella y su hija Celia María. Luego de la despedida, Tito decidió jugarse la vida escapando del lugar pero un disparo de la policía lo mató de inmediato.