Se cumplió el sueño llamado salsa

Margarita y Richi cumplieron el sueño de ser los mejores bailarines de salsa a nivel mundial.

Gustavo Ortiz no se pudo salir con la suya  y fue encerrado en la cárcel.